Servidoras de Isis

¿Ustedes creen en las vidas pasadas? Si no es así, este post no es para ustedes.

Hay personas que vienen a esta vida para seguir evolucionando en el camino del alma, hay quienes venimos para cerrar círculos del pasado.

En el afán por descubrir que es lo que estaba pasando con personas cercanas a mi, me enteré que con una persona que quiero mucho éramos las mejores amigas cuando tuvimos una vida en Egipto y ambas servíamos en el Templo de Isis. Pero los celos y la envidia terminaron esa relación porque yo no podía aceptar algo así en mi vida.

Ante la probable situación de que esto se repita, supongo que he llegado a este momento para superar eso. No puedo negarlo, me cuesta. Me cuesta muchísimo saber que por primera vez en doce años estamos no solo alejadas, eso ya había pasado antes, pero sí ¿enojadas? no se, con algún tipo de malestar indescriptible del cual yo no quiero ser parte.

He puesto un definitivo NO a muchas cosas en mi vida, el no a todo aquello que no atrae lo positivo a la vida. No todo es una belleza, lo se, pero cuando una toma las riendas de su vida no puede dejar que las personas que una ama la detengan, menos en el momento en la que una empieza a despegar.

Nunca había tenido el problema de ser sumamente sincera, es más eso es algo que no puedo hacer con nadie más. Nunca me había faltado en doce años esa mano amiga que escucharía mis más dementes alucinaciones y no tendría problema por pensar tan jodidamente diferente. Y esa era la belleza de esa amistad.

Pero supongo – que hay tiempos – en las que una debe dejar soltar. Y que horrible el sentimiento de tener que soltar a alguien que amas tanto. Siento como si estuviera terminando con alguien, me he visto desposeída de toda mi seguridad emocional. Ahora ya no tengo a nadie a quien contarle mis locuras, dudas o cuestionamientos. Ya no puedo contarle a nadie sobre las nuevas personas que he conocido ni odiar en secreto a otras personas, no puedo decirle ‘he soñado esto, ¿qué crees que signifique?’ o simplemente pasar la tarde viendo series y riendo del pasado.

He vuelto a esa soledad que no sentía hace mucho. Sí, me encanta estar sola, pero hay veces que solo necesitas que alguien te diga ‘ya está bien’ y ya no hay ese alguien, y quizá sea por que tampoco yo lo hago ya. Por que ante la situación de su vida yo no puedo decir ‘todo está bien’ ¡Por qué no lo está! ¿Pero quién soy yo para juzgarla? Cada quien es el arquitecto de su vida, y el modelo de camino que ella se construye, yo simplemente no puedo apoyarlo, yo desde lejos lo veo: Va al abismo.

Por decir esas verdades tan brutalmente honestas, me he visto ¿atacada? no se si esa es la palabra, pero ya no querida en todo caso. Y siendo fiel a mis pensamientos, no puedo a nombre del ‘amor’ dejar que me depositen sobre mi la basura de alguien más, ¡que ni siquiera pertenece a esa persona, le pertenece al mundo que la rodea y abusa de ella!

Servidoras de Isis. En algún momento esto ya nos pasó. Ojalá en esta vida pueda resolverlo y no perder a la mujer más hermosa, la persona más maravillosa, al ser humano que más he amado por elección propia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s