La voluntad es lo primero

Recitaba la melodía que un día en un tiempo inexistente fue el himno de su vida, pretendía – en el mejor de los casos –  que la canción se siguiese manteniendo como estandarte de su vida.
Cumplió 25 años y el mundo se derrumbó. Ya nada fue igual, ya nada tenía sentido, ya nada era nada.
Había hecho un retrospectiva – pensaba – ‘las palabras se las lleva el tiempo, las caricias se vuelven heridas y el amor, el amor no existe’
Mientras observaba las estrellas se regocijaba por estar donde estaba, tenía un buen trabajo, buenos amigos, buena familia, había logrado varios éxitos y se encaminaba a mas, su vida personal era un éxito, a excepción… Si, del tan trillado tema del cual no habló en años.
‘Tal vez si hubiese escuchado las canciones adolescentes en la época adolescente, hubiese entendido mejor como es que funciona esta magia’ Se miraba al espejo con un caleidoscopio que le distorsionaba la imagen ‘Así soy más real’. Se engañaba, era experta haciéndolo.
Acababa de volver de un profundo viaje, en realidad no quería hacerlo pero una estrella fugaz la trajo de vuelta, como se vio fascinada por la brillantes del individuo no tuvo mayor reparo que aceptar dichas condiciones, aunque una vez presente en el planeta tierra se dio permiso para darse una escapada más, pues las cosas habían tomado un rumbo inesperado y tal vez, tal vez un poco arraigado al pasado, cuando todo está conectado es que hay algo más allí adentro.
Se había encontrado con una de sus partes hasta ahora desconocida, quizá en algún momento de su vida cuando muy pequeña se habían encontrado, pero el recuerdo era demasiado vago como para afirmarlo. Se vio rodeada de cariño, sin pasar frío, durmiendo con una sonrisa en la cara; sabía que todo era pasajero entonces la frase de ‘la vida te da para quitarte’ entró en su cabeza, pero fue aun más sincera consigo misma, la vida la estaba retando para no perder la esperanza, esperanza que en los últimos meses se obligaba a perder. Como en su aura estaba escrito la frase ‘luchadora’ le pareció un reto acertado.
Ese reflejo que la rodeaba era su parte errática, la que había cometido los más grandes errores que siempre se quisieron ocultar para no manchar el honor de los no errores, se dio cuenta entonces como había estado negando todas las malas acciones – por ver sólo el lado positivo -, no aprendiendo así de ellas. Su reflejo lleno de culpa e infinita tristeza, un tanto perdido cometiendo los mismos errores que lo llevaron al punto donde está, escapaba un rato de su realidad para sentirse querido. Todos queremos cariño, algunos saben como darlo de mejor forma que otros, algunos saben como recibirlo mejor que otros, pero en nombre del cariño no se puede lastimar a otras personas. ‘En otra realidad tal vez hubiese funcionado, en esta… No’ Y dejó que el viento se lo lleve. Confirmó una vez más que las mejores personas del mundo también tienen su lado bien mierda que pocas personas conocen y aun más pocas la viven. Hace poco había vivido uno de esos momentos y ahora conocía uno mucho peor, la sensación de ¿Calma? No se, se asentó… Siempre hay peores cosas.

 

Siempre hay mejores cosas.
Perdonarse es clave para continuar adelante. No se quiso ver como su reflejo, cometiendo los mismos errores a pesar de haber tenido un pasado fatídico, no habiendo aprendido su lección, no quiso verse rodeada de esa energía. Fue lindo encontrarse con esa estrella fugaz quien le dejó un mensaje positivo dentro de todo ese meollo de culpa y tristeza; Para hacer bien las cosas, lo primero es tener voluntad para hacerlo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s