LLUEVE

 

Llueve, las diminutas gotas se enredan en mis pestañas, rodea mi globo ocular y cae atraído por la gravedad.
El piso duro me recuerda a las caídas desde un sexto piso, vértigo y todo se derrama en lágrimas de los bloques de cemento que se encontraban haciéndonos creer que estamos en una fortaleza, manteniendonos en humedad, enfermandonos por creernos a salvo.
Buscar un momento en la soledad para darnos tiempo de llorar, para romper los paradigmas diarios antes de dormir, pare detenernos cuando nos definimos y entrar a esos lugares dolorosos para saber como curar la herida, pues es tiempo de sanar, es tiempo de terminar todo, dejar de quitarse lo costra para ver que sangre un poco más. Tiempo de usar una medida que regenere la piel y podamos sentirnos nuevos y completos, ser nosotros y amar sin prejuicio lo bueno y lo malo, dar el siguiente paso para empezar de nuevo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s