PERSONALIZAR LA MENTE

A veces nos concentramos tanto en  cosas que ya no son, queriendo convertirlas en nuestro presente a como de lugar, sin poder ver lo que de verdad está sucediendo.
A veces olvidamos el presente totalmente, vivimos en una parte de ella, pero nos limitamos a verla del todo, por las creencias y convicciones que podamos tener.
Definimos situaciones como si fuera el único modo de suceder, el no comprender de la mente automáticamente convierte esa situación en  default (Como en las computadoras cuando instalamos todo en predeterminado, por que no sabemos para que se usan o como manejar todas las opciones que nos dan)  sin darnos cuenta que podemos personalizar cada situación y hacerla a nuestra manera. Tenemos clavados tantos conceptos acerca de nosotros mismos que en determinado momento nos damos cuenta que al no sorprendernos más a nosotros mismos se torna todo un tanto aburrido y allí es cuando nos dejamos caer en el letargo de no ser más.
¿Qué tal si esta vez hacemos todo al reves? Igual debería funcionar lo que funcionaba, por que funcionaba, y tal vez ahora lo que no funcionaba funcione de una manera más apropiada a nosotros.
Quienes están, están, quienes no, no. Con quienes se continúe en frecuencia con ellos será siempre el lugar donde se tiene que estar, nuestra energía rodeandose de otra energia que quiere contagiarse, no estar más con aquella energía que no se sienta ese momento y se obligue a sentirlo sólo  por mantener una lealtad.
Cada etapa es significativa en sus determinados niveles dependiendo la experiencia aprendida, las lecciones de vida siempre son bienvenidas pero es hasta que realmente aprendemos, cuando tenemos que volver a empezar, para no volver a cometer los mismos errores, para tener en cuenta siempre que podemos personalizar todas las situaciones a nuestro modo y no hay por que estar viviendo momentos al modo de alguien más.
Es hora de tener nuevas experiencias y que aquellas que sirvieron de base evolucionen para acoplarse a esta nueva etapa, sin embargo tener presente que los más importante es tener nuevas experiencias y ello significa dejar ser las cosas como son, no forzarlas ni lamentarse por que algo salió ‘mal’ ni sentirse mal por no saber cual ha sido el error, pues todo es perfecto.
Atreverse, convencerse del todo a hacerlas. Tomar el riesgo pues no hay nada que perder, actuar de un modo que nos volvamos a sorprender y poder decir – Oh por amor a Elvis! Yo hice eso? NICE! –
Sean felices!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s