PRECEDER EN EL TIEMPO

Hoy desperté determinada a contarle a quien por un momento fue mi mundo una de las más terribles verdades que el ser humano ha podido soportar.
Pero ¿Quién determina que significa ‘mundo’ para mi? además la verdad en su concepto básico no debería ser terrible, sumado a la cuestionante ¿Cuánto puede el ser humano soportar? además… ¿Por qué hoy y no antes o después?
¿Cuál es el hecho de lo que hoy suceda como hoy sucede? es decir ¿Por que el ataque a las torres gemelas no fue el 12 de septiembre? o más concretamente… ¿Por qué determino esos calificativos hoy de esa manera cuando en un pasado tenían otro significado?
Es esa ‘Casualidad‘ o ‘Coincidencia‘ o la deberíamos llamar ¿’Causalidad‘?
Que hace que dos personas se encuentren, cuando justo una había decidido no querer volver a ver jamás a la otra o el gran caso que todos risiblemente odian: La Ley de Murphy.
Sucede que todo es consecuencia de las acciones que realizamos, el hecho de que la letra Y esté escrita es por que mi dedo presiono la tecla Y en el teclado de la computadora, así prácticamente son absolutamente todas las cosas que nos suceden tanto bueno como malo, a eso sumemosle la ley de atracción que la física cuántica nos enseña.
Ahora, cuando se da un hecho determinante que nadie expectaba es cuando más recurrimos a uno de los términos antes mencionados, pero teniendo en cuenta que ambos se refieren a hechos que ‘sin explicación’ no podemos aseverar que determinado uso sea el correcto, sin embargo incorrecto sería también asegurar que sabíamos que sucedería como el hecho de levantarse todos los días y ponerse de pie, que es obvio que sucederá así en lo general.
Para ello me gustaría que la real academia española revisase el significado de estas palabras debido a que creo justo un uso apropiado de los términos, es más, una coincidencia o casualidad llegan a ser más ricos que un simple hecho cotidiano, por el mismo factor de ‘inexpectancia’ nos da más chance de pensar que es eso inconsciente que atraemos. Volvamos al ejemplo de la persona que decide dejar de ver a la otra persona el día que ‘casualmente’ se encuentran en la calle como nunca, precisamente esa persona mentalmente atraía eso y la otra persona también, pues para que suceda ambas personas tienen que haber estado atrayéndose, ahora ¿Esas personas que estuvieron en las torres gemelas atrajeron esos aviones? Es más complejo pero pongamos en hipótesis que ese país en si, se buscaba que algo así le suceda, es la ley de causa y efecto.
Un tanto, bastante más bien de poder mental, de decidir que es lo que se piensa en vez de poner todo en modo ‘default’ de allí en la importancia de la conciencia, de saber que sucede, de estar actualizados, de ser más observador y demás cuestiones que muchos toman por absurdo o innecesario.
Ser más inteligentes y tomar en cuenta esos pequeños detalles que en realidad son las señales que la vida misma nos presenta para seguir nuestro camino hacia una evolución como ser espiritual.
Hoy decidí soltar una verdad y da la causalidad que ahora siento que puedo volar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s