Secreto

¿Qué es aquello que tanto ocultamos hasta de nosotros mismos?
Hace poco, la muerte de un amigo de muchos, me hizo pensar en la frase ‘me lo llevo a la tumba’ ¿Qué cosas sabía el que nadie nunca más va a poder saber? (calladito)
Morimos por contárselo a alguien, pero preferimos callar, el silencio va de nuestra mano y la angustia nos mata por dentro, en realidad no conocemos a nadie ¿Quién podría negar en un 100% que yo nunca he matado a nadie? Nadie, por que eso, es un secreto.
Secretos del pasado, de los cuales nos avergonzamos, no queremos admitir que fuimos parte del club de fans de los Backstreet boys por más banal que sea, música que odiábamos y ahora criticamos a quienes no les gusta, actitudes que solían ser tan nuestras y que ahora negamos el hecho de su alguna vez existencia, nadie tiene que enterarse como eramos antes y si encontramos a alguien de ese entonces manipulamos la conversación para que esos puntos no se toquen.
Aunque los peores secretos son los que todos saben, menos la persona afectada y que después de meses se entera lo sucedido y el sentimiento de ridiculoestúpidovergonzoso se apodera, el no-se-como-reaccionar es letal, la cabeza se confunde, no se sabe si reír o llorar, indiferencia o importancia, todo fue un juego cuando parecía real, empiezan la tortura mental de que significaron las cosas en realidad y en todo caso ‘Si me lo ibas a decir, por que no me lo dijiste en su momento y no cuando ya no hay NADA que hacer’ (más que tratar de responder los miles de ‘por qués’)
Pero eso es de afuera hacia adentro, de adentro hacia afuera el peor secreto es aquel que realmente no se lo vamos a poder contar a nadie, absolutamente a nadie por que su consecuencia podría ser nefasta, incluye cárcel de por medio o algo así de drástico, quizá en el lecho de muerte sea dicho ¿Pero para qué? ¿Para sentir un mínimo alivio por el último segundo de vida? ‘Morir en paz’ después de una vida tortuosa…
¿Y que pasa si somos nosotros los que queremos decir ese secreto cuando ya no hay más remedio? Con estos tres ejemplos clarifico que los secretos en cualquier caso, sólo traen problemas y de los mentales.
También existen esos casos cuando alguien tiene por secreto algo, como mentir por ejemplo, inventar los mejores pretextos, creerse lo que dice y muestra hasta sentimientos inexistentes con tal de seguir su farsa, cuando en realidad es totalmente innecesario por que la persona afectada sabe exactamente que se le miente y simplemente espera a ver cuando dura o hasta cuanto puede soportar, llevando quizá el masoquismo al extremo.
Creo que llega un momento, donde tenemos que simplemente dejar de ocultar lo innegable, aceptar, asumir tal cual es la realidad, compartir la realidad con los que tengan que ver en ella y no excluirlos por tratar de hacerles un favor, al ser real con uno mismo se es real con los demás y eso da pauta para que los demás también puedan ser reales consigo mismos, es una cadena que no debería ser interrumpida.
La verdad nos hará libre, la verdad no debería ser un secreto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s