COLAPSO CEREBRAL

El día menos esperado sucede que nos damos cuenta que ese no era el camino.
Justo cuando habíamos decidido insertarnos por la vía rápida.

La insatisfacción de la estabilidad conlleva a que se esté vulnerable frente a cualquier detonante que active de algún modo ese ‘click’ de darse cuenta, que hace rato no queríamos estar en ese lugar y sobre todo el autoreclamo de ‘¿Por qué mierda dejé que sea así?’ Triste, pero cierto.

Entonces es como ‘El Ángel exterminador’ volvemos a la parte donde teníamos que salir y no lo hicimos y nos preguntamos ¿Por qué? ¿Qué es eso que nos distrajo, que nos hizo quedarnos en la fiesta aunque ya se había acabado? Volvemos sobre nuestros pasos y sin perdernos en el análisis salimos por la puerta y aunque hayan habido muertos en el proceso, en vez de dejar que siga la tortura, lo mejor es irse a encontrar con esa realidad externa.

Retomar el camino requiere disciplina, consciencia, responsabilidad y amor por uno mismo A veces esto requiere que tomemos acciones decisivas, fuertes, que podrían no ser comprendidas por quienes nos rodean. Ya no podemos comprometer nuestra integridad personal. Necesitamos veracidad y honestidad en todas nuestras interacciones con los demás. (…) no tenemos miedo de ser abiertamente honestos, no dudamos en asumir la responsabilidad cuando es necesario. Sobre todo, reconocer que tenemos que retomar el camino, si no lo aceptamos es inútil y si nos autoengañamos con que todo está bien, cuando existen miles de señales de que no es así, nos vamos hundiendo gratuitamente en el vórtice de la inmundidad, de donde salir, suele ser complicado y lo peor aveces se lo ve como tan normal, que nisiquiera nos damos cuenta que tenemos que salir.

A veces el cerebro colapsa cuando de repente nos damos cuenta que deberíamos estar en otro lugar, muy lejos, pero si estamos donde estamos es por la consecuencia de nuestros propios actos y nadie más que nosotros nos hemos conducido hacia allí y si volvemos a la objetividad de donde queremos estar, el punto de partida es exactamente donde estamos aquí y ahora. Tal vez una ayuda de una visión externa siempre es buena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s