SIN MIEDO

Hay cosas más importantes por las cuales decidir.
Tenemos que tomar en cuenta que siempre vivimos el mismo día.
El presente es la consecuencia de las decisiones tomadas en el pasado, sólo hace basta un segundo para cambiar las cosas por completo ya que el futuro, no existe.

Coyunturalmente hablando estos días han sido cargados de propaganda política para que podamos elegir a la ‘mejor’ opción, cada candidato con su propuesta, cada cual más o menos fiable, pero básicamente siempre es lo mismo… Menos delincuencia, más cultura, más educación, mejores caminos, más trabajo. Las calles inundadas de rostros conocidos y algunos otros no tan conocidos, con risas falsas, un buen maquillaje y el ‘vote por mi’ por delante. Los medios masivos y la gente ‘importante’ recordándonos que este voto es importante, que se tiene que elegir en democracia, que juntos venceremos al centralismo o a la oligarquía, dependiendo del punto de vista, pero después de las elecciones ¿Qué pasará con nosotros, votantes? Nada, continuaremos con nuestras vidas, esperando que algún día eventualmente cumplan las promesas y quizá suceda, o quizá no y tendremos (como siempre) tener que adecuarnos a la situación para poder mantener el rumbo de nuestros proyectos o de las cosas que anhelamos.

Francamente al hecho de votar por unas elecciones políticas no le veo mayor importancia.

Imagínense que en vez de tanta propaganda con rostros ajenos, haya una propaganda con nuestro propio rostro donde diga ‘vote por mi’, – haga su elección decida por usted mismo – sería el slogan, elíjase a usted mismo, no vaya persiguiendo la vida de alguien más ni anhelando aquello que no le pertenece, lo que tiene en el presente es exactamente lo que necesita, si necesitara algo más, lo tendría, si fuese importante de verdad ya hubiese hecho algo para obtenerlo, usted tiene todas las respuestas a sus problemas, no necesita de absolutamente nadie para resolver su vida, sólo de usted mismo, ¡anímese, vote por usted!

Si dedicáramos más tiempo pensando en cómo podemos mejorar nosotros mismos y dejáramos de meternos gratuitamente en la vida de los demás, las cosas serían mucho más sencillas por que aquellos problemas que nos parecían tan irritantes y no nos dejaban en paz, se habrían ido puesto que nos daríamos cuenta que cada uno con su propio pedo mental, cada uno se encarga de su propia felicidad, nadie tiene por qué estar cargando con las cosas de los demás, si uno está bien consigo mismo automáticamente contagia esa buena energía, pero si uno anda con el pedo de ‘yo estoy bien si los demás están bien y me cago en yo mismo’ pues más es el daño que les hace a aquellos a quienes quiere pues al estar olvidando su propio bien estar, olvida que hay cosas que el mismo tiene que solucionar y sin querer (queriendo) empieza a contagiar esa su mala energía, usando el pretexto de ‘así soy yo’. Algo que aprendí en este tiempo es que por más hermanos que se pueda ser si el otro anda provocando situaciones que a uno no le agrada, no se tiene por qué estar aguantando.

Es simple si a uno no le gusta determinadas situaciones entonces piensa que es lo que le llevó a esa situación y para la próxima vez que se vea envuelto en algo así decide y elije no volver a ello y si eso significa no hacer las cosas que normalmente haríamos, sólo porque es lo ‘normal’. Romper nuestros propios dogmas es empezar a elegir por nosotros mismos, cuando se presente una situación a la que normalmente hubiese dicho ‘ni cagando’ hágase la pregunta ¿Por qué no? Al romper esos dogmas creados por nosotros mismos estamos rompiendo esos miedos que la sociedad misma se ha encargado de hacernos creer, normalmente nos hacen tener miedo al cambio, ya que si uno cambia automáticamente su ambiente cambia y aquellos que se vean en el ambiente tendrán que cambiar, y el ser humano es vago, no le gusta cambiar por más que sepa que es necesario, se queda estático y mediocre, sabe que si algo cambia tendrá que modificar su cómodo rol en la vida, esto afecta más a los hombres y mujeres vampiro, aquellos quienes disfrutan de extraer las energías de los demás, aquellos que en la cabeza tienen un ‘no me preocupo sé que él/ella lo hará’ mientras que el otro se raja la vida para mejorar el otro se aprovecha y en vez de ayudar, como ‘buenos amigos’ se encarga empujarlo para que no siga adelante. Hay muchos que no logran concebir que los demás mejoren y ellos no, ya que viven pensando en ‘que el otro no la pasó tan mal como yo’… tan enfocados en los demás como para andar jodiendo la vida a los demás ya que no pueden consigo mismos, ensimismados y llenos de ego creen que sólo ellos tienen derecho a estar bien y si ellos pueden con ese mal que les aqueja, los demás también pueden, pura mierda, pero que bien se encargan de hacernos creer eso (o tal vez lo ‘under’ y ‘buena onda’ de ser un destruido que anda cagado de la vida, pura mierda).

Señor votante, ¡aléjese! Si se encuentra en situaciones que le desagradan, ALÉJESE, no huya ni escape, nunca es la solución, de un modo saludable apártese de aquellos que le traen problemas, elija por usted, no por los demás, si está en el psiquiátrico y lo detesta, es mucho más fácil de lo que cree, eso ‘difícil’ es tan sólo un dogma en su cabeza, si se pregunta ¿hasta cuándo seguirá esto? SIMPLE hasta cuando usted quiera, el momento que DECIDA y diga basta, acabará y luego se dará cuenta que tuvo que sufrir innecesariamente por tan largo tiempo. Si los cuates de la vida empiezan con temas que a uno pues ya ni le interesan y eso le trae malestar, ALÉJESE no por el hecho de que sean los cuates de la vida se va a tener que soportar situaciones en las cuales uno sabe que podría fácilmente evitar. Busque situaciones que le hagan feliz a largo plazo, la felicidad en pastillas sólo adormece y no deja pensar adecuadamente. Un hombre sabio una vez me dijo que siempre va a haber alguien con quien hacer exactamente lo que se desea hacer para ser feliz, es cuestión de buscar, para buscar hay que seguir caminos y el camino a tomar depende de a donde se quiere llegar. Alicia estaba en hongos, nosotros no, no vivamos las fantasías ajenas como propias, eso se queda en el cuelgue de un cacho pero no más, no hay por qué creernos que vamos a ver la sonrisa de Chesirecat. Al fin y al cabo solo se necesita de uno para empezar a hacer cosas…

Elija todos los días por usted mismo y no se meta en la vida de los demás. Si algo ya no le agrada cámbielo, para que estar postergando innecesariamente, deshágase de eso peso, que la vida es mucho más encantadora de lo que parece, y si puede que sigan existiendo situaciones que no son las que quisiéramos, pero es lo que tenemos y si sabemos elegir bien a que dar importancia y a que no, hasta las situaciones más extremas pueden resultar divertidas y llevaderas y con el tiempo nos haremos expertos en estar sólo en buenas situaciones que llegaremos a preguntarnos

¿Por qué era que andaba mal tanto tiempo?
– ah sí, porque no había elegido por mí misma.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s